domingo, junio 20, 2021
Inicio Uncategorized cómo la segunda ola nos trajo otra forma de vestirnos para hacernos...

cómo la segunda ola nos trajo otra forma de vestirnos para hacernos sentir mejor


Decía Karl Lagerfeld que el chandal era un símbolo de derrota: “Pierdes el control de tu vida, así que compras un chándal”. En favor del mordaz diseñador hay que tener en cuenta que aquello lo dijo hace 20 años, cuando la idea del nuevo siglo solo podía parecer prometedora. Pero la vida da mil vueltas e incluso él mismo diseñó varios chándal/conjuntos de punto para Chanel en 2012. Otro giro de guión más tarde, el que nadie imaginaba, nos ha encerrado a medio planeta en casa y así ha nacido esta inesperada adoración por este uniforme fácil y ultracómodo.

Sin embargo parece que al final 2020 no será el año del chándal. O, al menos, no del concepto que teníamos de él hasta ahora. Según publica The Telegraph, el deseo de arreglarnos no había muerto, solamente estaba dormido: aquellos que se vistieron de chándal gris durante el primer confinamiento ahora se han puesto a comprar vestidos de cashmere, prendas de terciopelo y mucho color. Cosas que son algo más que cómodas. Incluso, hay quien está comprando lujo de nuevo: de los 10 artículos femeninos más populares del último trimestre, seis eran prendas cómodas (la sudadera de Anine Bing, las zapatillas grises 933 de New Balance…) y cuatro eran bolsos de firma (desde el último it bag, el acolchado de Bottega Veneta, hasta el famosísimo Telfar o el eterno 2.55 de Chanel), según el índice Lyst, que analiza las grandes búsquedas de moda en internet. En Matchesfashion.com, un enorme portal de primeras firmas, uno de los artículos más vendidos del año está siendo un vestido corto de seda que parece sacado de un cuento, de la marca de culto danesa Cecilie Bahnsen. ¿Significa esto que estamos ante los últimos momentos del chándal? No realmente.

En los últimos meses, la idea de envolvernos en un chándal gris ha resultado de lo más protectora. Ponerse a sudadera grande o unos leggings de canalé se ha convertido en un momento reconfortante, casi tranquilizador, al comienzo del día. El equivalente a un café con leche bien calentito en una mañana fría. Como cada vez más diseñadores recuerdan no solo vestimos para impresionar a los demás y la ropa que decidimos ponernos tiene un gran trasfondo emocional. Por eso el chándal era lo único que queríamos ponernos. No por derrota, sino como escudo. Pero algo está cambiando.

Tal y como dice la estilista más famosa de Hollywood, Rachel Zoe, «esencialmente, la fase dos en la cultura de la cuarentena trata de encontrar un equilibrio que combine de piezas clásicas más importantes para el trabajo o pequeñas reuniones con los elementos que eran de rigor en los primeros meses de la crisis de salud», es decir, un nuevo enfoque y una nueva estética para el chándal, los leggings y el punto. Como explica Zoe, la pandemia ha sido una lección de darwinismo para la industria de la moda: solo aquellos que puedan adaptarse a estos dos cambios sobrevivirán en el futuro.

Parece que ahora necesitamos visualizar un futuro más luminoso, y arreglarse (sea lo que sea que cada uno considere como tal) se está convirtiendo en un ejercicio de pensamiento positivo. Michael Kors, Stella McCartney, REDValentino: firmas de todo rango y presupuesto están explorando cómo construir un armario bonito y cómodo al mismo tiempo. El templo online del lujo Net-à-Porter tiene una sección llamada “At-Home Chic” (elegancia casera) con más de 1.000 resultados, y otra con la palabra del año en la moda, «Loungewear», con casi 400. Loro Piana, la icónica marca italiana de cashmere, acaba de lanzar una lujosísima colección de sudaderas y pantalones con «la mejor lana del mundo», llamada The Gift of Kings, particularmente fina y que proviene de rebajos de ovejas merinas de Australia y Nueva Zelanda. Pero hay que irse tan lejos para encontrar más ejemplos: en la web de Zara (con una media de unos 9.500 pedidos al minuto) hay una sección llamada “New Comfort”. En Massimo Dutti han fotografiado varios editoriales (uno de ellos con la influyente digital Blanca Miró) dedicados a la comodidad. Mango también cuenta con su propia “Comfy collection”. Las prendas del momento, en todas ellas, son los leggings acampanados (que bien se pueden conjuntar con una americana), los trajes de punto, el chándal de vestir, el pijama hecho traje. Diseños que sí, son cómodos, pero también demasiado bonitos como para quedar relegados solamente al sofá.

2020 vaya a terminar siendo el año del cashmere, la lana, el punto, el algodón y todo aquel tejido que nos haga sentir bien. Una evolución del concepto chándal que huele mucho menos a derrota.

El nuevo traje: de punto y combinado

Conjunto de pantalón y jersey en beige, de Aaizel. Foto: @ Net-à-Porter

El neo-chándal para llevar con gabardina y botas altas

En tono tostado, con pantaló corto y sudadera a conjunto, de Frankie Shop. Foto: @ Net-à-Porter

El mono de cashmere

Mono largo de cashmere gris, de Loro Piana. Foto: @ Net-à-Porter

El conjunto de canalé

El conjunto de canalé, en Zara. Foto: @ Zara

El pantalón de pinzas de punto

De corte masculino y con pinzas, de Mango. Foto: @ Mango

El traje-pijama de terciopelo

El traje-pijama de terciopelo, de Massimo Dutti. Foto: @ Massimo Dutti

El chándal chic

Rosa y con detalles de lazos, de Madeleine Thompson. Foto: @ Net-à-Porter

El conjunto de punto: top + falda

La fórmula del otoño: top y falda combinados. De Mango. Foto: @ Mango

El legging acampanado para llevar con americana

La reinvención del traje en 2020: americana y legging acampanado. En Mango. Foto: @ Mango

La levita de cashmere

La levita de cashmere, de Loro Piana. Foto: @Net-à-Porter





Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

cómo su largo indica el nivel de optimismo

No es muy relevante señalar que las faldas se acortan cada verano, pero sí que este verano se acortan más que nunca. Así...

«Mi vida se ha paralizado»: cómo preparar una oposición congela el presente y las metas vitales | Belleza, Bienestar

“Decidí opositar porque en la empresa privada trabajaba muchísimas horas y cobraba muy poco. Entraba a las ocho de la mañana y salía...

Lourdes Leon protagoniza la colección cápsula de Burberry para Ssense | Moda

Con solo 13 años Lourdes Leon desembarcó en el mundo de la moda por la puerta grande: su madre, Madonna, la hizo directora...

«No hay ningún problema en sentirse confundido, vulnerable o emocional»

Mafalda se divierte cambiando de estilismo, probando poses ante la cámara, tarareando las canciones que suenan de fondo en el estudio fotográfico. La moda,...

Recent Comments