domingo, abril 11, 2021
Inicio Uncategorized los grupos de mujeres que reclaman su espacio en la escena

los grupos de mujeres que reclaman su espacio en la escena


Mourn: reivindicar la autoestima

El nuevo disco de Mourn, Self Worth (publicado el 30 de octubre), ya no suena a rabia adolescente, sino a golpe en la mesa. Las de El Maresme han titulado su cuarto álbum autoestima porque desde su primer trabajo, lanzado en 2014 y alabado por medios especializados como Pitchfork, han aprendido que «hay que dejar las cosas claras y tomar la iniciativa en tu carrera». Lo explica Jazz Rodríguez Bueno, que con su hermana Leia (son hijas de Ramón Rodríguez, de The New Raemon) y su amiga Carla Pérez Vas comenzó un grupo de instituto que compaginaba estudios y giras por EE UU, Europa y Japón.

«Hasta ese momento solo había viajado con mi madre a Menorca. Y Carla el primer avión que cogió fue para irnos a tocar a Holanda», recuerda Jazz. «Con el tiempo me he dado cuenta de que hicimos muchas cosas en poco tiempo, muchas giras…», apostilla Carla. Ambas tienen ahora 24 años y Leia 21. Con el nuevo disco estrenan discográfica en España, Subterfuge, tras malas experiencias con su primer sello. «Se mezclaban relaciones de amistad que en nuestro caso nos pasaron factura (…) Se nos trató con paternalismo», lamenta Jazz mientras Carla subraya que «esto es un oficio y cuesta que se vea así, incluso en la industria algunos te dicen ‘No has cobrado pero te lo has pasado superbién».

Todo lo experimentado en estos años las ha llevado a crear un disco de autoafirmación. «Hemos sacado nuestra fuerza interior y hemos dicho hasta aquí. No queremos dejar que situaciones machistas y completamente opresoras nos lleven a estar mal en nuestro día a día», argumenta Jazz. Y lo hacen con temas como Men, un grito contra esos casos, o This feeling is discusting, en cuyo vídeo el grupo va a terapia («Yo he estado sufriendo por mi salud mental y es algo que hay que desestigmatizar», enfatiza Jazz). ¿Siguen la estela activista de las Riot Grrrls de los noventa? «Lo que es importante es que escribas sobre lo que te mueve, lo que te enfada y lo que te gusta», señala Carla. La actual efervescencia de bandas de mujeres sirve para romper clichés, dice Jazz: «Había una concepción de que las chicas no saben hacer rock, que no saben tocar. Pero no se puede ignorar una realidad». Lo importante es, subraya, establecer referentes (Sleater-Kinney, Throwing Muses o PJ Harvey fueron los suyos): «Si eres una chica de 14 años, vas a un festival y piensas me encantaría tener una banda, pero quienes actúan son señores con barba, blancos, cis y superheteros la mayoría, te preguntas ¿dónde me veo representada?».

Cariño y Melenas. Foto: D. R. / Lucía Salas

Melenas, Cariño, Las Odio, Ginebras y Lisasinson: cuando ellas tienen muy claro que van a hacerse oír

Coachella 2020 iba a ser un hito en la trayectoria de Paola Rivero, Alicia Ros y María Talaverano, componentes de Cariño. Finalmente el festival californiano no se celebró en abril a causa de la pandemia, pero este trío madrileño, que se dio a conocer en 2018 por su versión de Llorando en la limo de C. Tangana, no ha parado: en junio sacaron un EP, X si me dejas en visto, en septiembre estrenaron el videoclip de su colaboración con Natalia Lacunza, Modo avión (antes también habían trabajado con Soleá Morente en sus temas Ducati y Cosas buenas) y ahora preparan un álbum que verá la luz en 2021.

Lisasinson y Ginebras. Foto: Victoria Herranz / manuel león

Forman parte de una escena cada vez más visible de grupos integrados por mujeres. Y también cada vez más reconocida: Melenas es una banda de garage pop que se formó en la noche pamplonesa en 2016. A golpe de guitarras, acaban de ser nominadas a los premios Music Moves Europe y el pasado mayo publicaron su segundo álbum de estudio, que aunque había sido grabado antes del confinamiento tenía un título muy de actualidad, Días raros. No son las únicas que han lanzado disco estos meses: a finales de septiembre Ginebras debutaron de la mano de Vanana Records con Ya dormiré cuando me muera. Sus canciones poperas llenas de referencias (de Virginia Woolf a The Beatles) y ritmos pegadizos combinan humor y cultura popular (no en vano se hicieron virales en 2019 con su versión con batería y guitarras de Con altura de Rosalía).

Las Odio. Foto: Gonzalo Cases

La ironía es una constante, como la reivindicación feminista: las valencianas Lisasinson, que a lo largo de este año han sacado dos singles con Elefant, Atasco y Volverte a enamorar, lo reflejan con su punk pop en temas como Casamiento («A mí no me preguntes, solo soy una chica») y Las Odio tanto en su discurso como en su canción homónima de Autoficción, el elepé que sacaron en 2019 («¿Quiénes son Las Odio?’, comentas en Internet. Que menudas guarras, no saben tocar…»). Desde que lanzaron su primer álbum, Futuras esposas, estas madrileñas, conocidas por su activismo, no han dejado de reclamar la presencia de grupos formados por mujeres y ahora ultiman un nuevo EP conceptual con cuatro temas que saldrá a finales de año.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

En la ‘Rave’ de Maison Mesa

La entrada En la ‘Rave’ de Maison Mesa se publicó primero en S Moda EL PAÍS. Source link

La oda a la libertad y el culto al cuerpo de Dominnico

La entrada La oda a la libertad y el culto al cuerpo de Dominnico se publicó primero en S Moda EL PAÍS. Source link...

«Llevo 30 años en Chanel y no he encontrado mejor forma de atraer al público que un desfile»

En el año en que la moda sufre una crisis de valores e intenta redefinirse para seguir siendo relevante, Chanel culmina junto al...

Ulises Mérida, conciencia y reciclaje

La entrada Ulises Mérida, conciencia y reciclaje se publicó primero en S Moda EL PAÍS. Source link

Recent Comments