viernes, abril 16, 2021
Inicio Uncategorized 'Hobo', el bolso con el nombre más polémico es también el más...

‘Hobo’, el bolso con el nombre más polémico es también el más deseado de la temporada


Asa corta, estructura flexible y capacidad para llevar media casa a cuestas. Las tres características básicas del bolso hobo, ese que tiene forma de media luna, son fieles a los preceptos de comodidad y estilo que tanto se buscan en la moda actual. Pero, sobre todo, cumple el requisito indispensable para ser tendencia en 2021: haberlo sido antes. En este contanste rescate del pasado en el que estamos sumidos –no solo en la moda, solo hay que echar un vistazo a las sagas cinematográficas reinventadas– pocas prendas y accesorios que contaron con su momento de gloria a principios de los 2000 quedan por recuperar (la tendencia se denomina Y2K), y el bolso hobo no iba a ser menos.

Las evidencias de su vuelta son muchas. El Jackie 1961 de Gucci, bautizado así por la devoción que Jackie Kennedy manifestó por el modelo hobo de la firma italiana, del que hizo seis encargos, es uno de los accesorios favoritos e inseparables de las fashionistas de pro esta temporada. Alessandro Michele, director creativo de la marca, resucitó la pasión por el modelo en su colección para este invierno creando una versión mini que ya es tan cocidiada como el tamaño estándar. Pero hay más. Firmas como Staud, Coperni o ByFar han hecho del hobo renovado –mantiene la silueta de media luna, pero es rídigo y más pequeño– el modelo favorito del street style (al menos de cuando las semanas de la moda presenciales daban cuenta de los estilismos de sus asistentes). Por supuesto, Bottega Veneta, Saint Laurent, Celine, Chloé o Tod’s también tienen sus versiones y la firma de culto The Row, capitaneada por las semanas Olsen, ha lanzado un hobo exclusivo para el gigante del lujo online Net-a-porter que reúne todo lo que se le puede pedir a un bolso en este tiempo: minimalismo, comodidad y tacto reconfortante.

El bolso que The Row ha creado en exclusiva para el gigante del lujo Net-a-porter. Foto: DR

El origen del hobo, sin embargo, está rodeado de cierta polémica, aunque su incorporación al diccionario de los bolsos y al lenguaje de la moda haya dejado en segundo plano las implicaciones del término que le da nombre. Como recordaba la edición estadounidense de Vogue en un artículo titulado Why We Need To Rethink The Term Hobo Bag (Por qué necesitamos replantearnos el término bolso hobo), con ese nombre se conocía a los trabajadores inmigrantes que llegaban a Estados Unidos a finales del siglo XIX. En sus viajes al país de las oportunidades, normalmente en trenes de carga, estos obreros guardaban sus escasas pertenencias en un saco atado a un palo (lo que aquí llamaríamos hatillo). De ahí que cuando en 1936 esa idea de llevarlo todo en un saco se tradujo por primera vez en un bolso, decidieran bautizarlo como hobo. Aunque el término no es sinónimo de vagabundo o homeless, puesto que «había cierto elemento de voluntariedad en su experiencia»; «eran trotamundos de vida itinerante, que creían en el sexo libre, la ausencia de ataduras, las correrías, los trabajos eventuales, las detenciones por vagancia y las borracheras homéricas», como apunta El País en este artículo, el presentismo nos invita a analizar si un término que daba nombre a personas de escasos recursos es una buena forma de referirse a un bolso. Más cuando los modelos de lujo superan los mil euros.

A la izquierda, la nueva versión mini del ‘hobo’ de Gucci diseñada por Michele. A la derecha, el modelo Jackie en tiempos de Frida Giannini. Foto: Getty

Sea como fuere, el hobo –de momento tenemos que llamarlo así– se ha convertido en un clásico presente en toda clase de marcas que, de cuando en cuando, vuelve a responder a la categoría de tendencia, pero que incluso cuando no lo es goza de firmes defensoras y fieles compradoras. Perfecto para adaptarse a las necesidades de la mujer trabajadora, también cuenta con cualidades suficientemente neutras como para ser complemento unisex. De hecho, Gucci atesora en su archivo fotográfico una imagen del novelista Samuel Beckett llevando un hobo de la marca en los setenta y otra del actor británico Peter Sellers, que también fue uno de sus adeptos. El modelo de la firma italiana es, de hecho, uno de los más célebres de la categoría. Bautizado en un primer momento como G1244 pasó a conocer como Jackie 1961, tal y como adelantábamos al principio del texto, después de que Jacqueline Kennedy Onassis se pasara la década de los setenta y los ochenta paseando sus variados bolsos hobo por todas partes. El año, por supuesto, corresponde a la fecha en la que se creó el modelo, cuatro décadas después de que Gucci abriera su primera tienda en Florencia.

Firmas como Bottega o Loewe también son buenas amigas de esta silueta. La primera ha lanzado versiones trenzadas en todos los tamaños (incluso algunos tan exagerados que efectivamente parecen hatillos para llevar a cuestas todos nuestros enseres) y, la segunda, ha reinventado el concepto hobo en varias ocasiones. Hace una década gustó mucho el modelo Dunas y después le han tomado el relevo el Flamenco o el Bow, un hobo extragrande con bandolera de lazo. Estos diseños recuperan el espíritu de las hermanas Olsen y los bolsos-saco que acostumbraban a llevar en la primera década de los 2000, mientras que las versiones más pequeñas guardan cierto paralelismo con los bolsos baguette que tanto se vieron también en aquellos años. Papeletas para ser el revival del momento en cualquier tamaño o color, las tiene todas.

Los ‘hobos’ gigantescos de Bottega Veneta y Loewe. Foto: Getty





Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Juan Duyos: «De las grandes crisis surgen los grandes cambios en moda» | Actualidad, Moda

Juan Duyos reconoce que ha pasado un año muy complicado, «y el que te diga lo contrario, miente», afirma. Desde hace años se...

«El flirteo más triste del mundo»: la invasión y nueva obsesión por las películas de lesbianas de época | Placeres

«12 líneas de diálogo. Dos horas y media de metraje. El flirteo más triste del mundo: ¿serán estas lesbianas capaces de ser lesbianas...

Enrique y Guillermo y otros sonados escándalos de hermanos que dejaron de hablarse

La entrada Enrique y Guillermo y otros sonados escándalos de hermanos que dejaron de hablarse se publicó primero en S Moda EL PAÍS. Source...

¿Se te cae más el pelo desde el inicio de la Covid-19? Por qué ocurre y cómo podemos frenar la caída

Un pelo bonito es una cura de autoestima. Nada nos aporta más confianza y seguridad que una melena sana y brillante, del mismo...

Recent Comments