sábado, abril 10, 2021
Inicio Uncategorized 15 marcas de cosmética natural españolas que arrasan y salen de la...

15 marcas de cosmética natural españolas que arrasan y salen de la huerta | Moda


La solución a nuestros problemas está mucho más cerca de lo que imaginamos. Lo que puede parecer un eslogan publicitario un poco trasnochado se cumple a rajatabla en lo relativo al cuidado de la piel. Algo tan próximo a nosotros como los ingredientes naturales que comemos a diario también pueden mejorar nuestra salud cutánea. Solo hay que cambiar las miras, del laboratorio al campo, y se abre un universo de posibilidades que saltan del recetario a nuestro baño.

El ‘boom’ de las marcas de cosmética natural que presenciamos en nuestro país durante los últimos años va ligado a una incesante búsqueda por la geografía española de ingredientes orgánicos que nos aporten bienestar físico y mental mientras ponen en práctica un modelo de producción más sostenible. De la flor de azahar que nace a orillas del río Guadalquivir a los aceites de oliva virgen extra con denominación de origen que afloran en nuestros montes, pasando por el ciprés murciano, el aloe vera que exporta las Islas Canarias al mundo entero, las algas marinas de la costa mediterránea o la infinidad de activos orgánicos que se encuentran en la huerta alicantina. Prepara la cesta de la compra porque nuestra agricultura es el mejor supermercado donde abastecer de bienestar y cuidado a tu piel.

1. Nasei: Jara destilada en Caravaca de la Cruz (Murcia)

Tónico floral de azahar y jara (32,50 euros) de Nasei.

Para esta marca de cosmética afincada en Bizkaia, confiar en el cultivo de kilómetro 0 va más a allá de una bonita etiqueta con la que cubrir sus envases. “Creemos en la importancia de la agricultura local, así como en las fórmulas ancestrales que hemos utilizado durante generaciones de saber colectivo y plural. Por ello, más del 90% de nuestros ingredientes provienen de cultivos orgánicos españoles, donde encontramos una botánica increíblemente maravillosa. Esto solo es posible gracias a la dedicación de los agricultores con los que hemos establecido alianzas, a los que les pagamos el precio que realmente merecen por su esfuerzo”, revelan como principio en su página web. La defensa de una economía circular, que priorice la reutilización y el reciclado de residuos es otra de las bases de su compromiso con el medio ambiente, que lo aplican desde el embotellado de sus productos a través de frascos en vidrio ámbar hasta el etiquetado en papel vegetal reciclado y compostable.

Su tónico floral para el rostro, favorito de las consumidoras, está elaborado con agua de azahar destilada a partir de flores de naranjo procedentes de cultivos andaluces, que se cosechan entre los meses de abril y mayo. Su segundo ingrediente esencial es el hidrolato de jara, una flor resinosa autóctona de la península ibérica que recolectan en Murcia y se destila en el mes de agosto en Caravaca de la Cruz. Este binomio hidratante elimina impurezas de nuestra piel a la vez que aporta frescura y equilibra su pH preparándola antes de la aplicación del sérum y la crema.

2. Ayuna: Acebuche originario de zonas colindantes al Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac (Barcelona)

El imperecedero ‘menos es más’ que rige el buen gusto en la moda se traslada a la cosmética con esta marca  creada en 2017 por Isabel Ramos y Begoña Sanjuán, exdirectivas de Natura Bissé. El desarrollo de un concepto revolucionario de belleza que vincula el lujo con lo natural y la alta tecnología, sin adornos ni artificios, ha llevado a Ayuna a la búsqueda incesante de ingredientes naturales de gran pureza y siempre de forma respetuosa con el mediombiente.

Su denominada cosmética efectiva, limpia y segura, incorpora de forma inédita el aceite de las células madre del acebuche, el ‘primo’ milenario y silvestre del olivo. Original de la zona colindante al Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac, sus cultivos celulares criados de forma sostenible en la provincia de Barcelona son el componente estrella de Cellular Oil, el sérum de la marca que reaviva los ciclos del rejuvenecimiento de la piel para declarar la guerra definitiva al paso del tiempo.

3. LI:OH: Algas rojas del litoral de Granada, aceite de limón y cebolla de la huerta alicantina y tomillo de Busot (Alicante)

Lujo orgánico para todo tipo de cabellos. Así se define esta marca valenciana 100% vegana surgida en pleno confinamiento el pasado año en manos de su creador Salvador Martínez Fenoll, conocido artísticamente como ‘Borín’. “En nuestras fórmulas es tan importante es lo que incluyen como lo que no”, declara el estilista alicantino a la hora de desentrañar su compromiso con el entorno. La ausencia de sustancias químicas como parabenos, sulfatos y fragancias sintéticas, además de cualquier activo de origen animal, garantiza una baja huella medioambiental en cada una de sus formulaciones.

A cambio, LI:OH idea una paleta casi infinita de ingredientes naturales y ecológicos con los que mimar, hidratar y proteger nuestro cabello, envasados en frascos de caña de azúcar, cristal y aluminio (su gran apuesta son los champús en sólido) para ayudarnos a en nuestra cruzada diaria contra el plástico. La gran mayoría de sus componentes proceden de agricultura de kilómetro 0, como las algas rojas del litoral de Granada que aportan brillo y fuerza al cabello; el aceite de limón de la huerta alicantina, un potenciador del brillo natural que actúa como desintoxicador y regula el sebo; o el tomillo de Busot, también de Alicante, que estimula el crecimiento del cabello y reduce su caída fortaleciéndolo.

4. Seaskin: Agua termal del Balneario Real de Las Caldas (Oviedo)

El poder curativo del agua llevado hasta su máximo expresión. Seaskin nació en 2008 con el propósito de dar un giro completo al cuidado de nuestra piel, basándose en un método tan eficaz como sostenible. La búsqueda de ingredientes naturales y revolucionarios que consiguieran restaurar la salud de nuestra piel llevó a su fundadora Olaya García a retomar los recuerdos de su infancia en el paraje natural de Asturias. Allí surgió su interés por la botánica y la visión del agua termal y del mar como fuente beneficiosa tanto para nuestro estado físico como emocional.

Como resultado, Seaskin ha creado un cautivador juego de aromaterapia que conjuga esencias puras como la lavanda (un potente antiséptico que regenera nuestra piel) con el agua termal que circula por el célebre balneario de Las Caldas, en Oviedo. Ambos ingredientes protagonizan su aplaudida bruma Bebloom Seathermal Lavender, donde las algas marinas que recolectan en la isla de Menorca completan una receta única para calmar, no solo la piel sensible e irritada, sino también nuestra la mente.

5. Olimed: Aceite de oliva virgen extra de Sierra de Cazorla (Jaén)

En este entorno privilegiado al noreste de la provincia de Jaén, el mayor protegido de España (y el segundo de Europa), se cultiva uno de los grandes aceite de oliva virgen que sustenta la dieta mediterránea desde hace siglos. Su aplicación a la cosmética, sin embargo, es algo más novedosa pero no inédita. La cosmética natural de la marca jienense Olimed lo remarca como ingrediente esencial de su sérum facial regenerador de noche con el que contener el envejecimiento prematuro de la piel.

Su uso diario no solo combate la formación de radicales libres, sino que estimula la producción de colágeno traducida en una mayor luminosidad y tersura para la piel. Una práctica tan saludable para ti como para el planeta, ya que su elaboración es 100% vegana y orgánica.

6. Rowse: Manzanilla santolina de montes limítrofes con Albacete y azahar de neroli en las cercanías del río Guadalquivir

Organic Neroli Water (17 euros), de Rowse.

A modo de tónicos milagrosos en versión siglo XXI, las aguas naturales de Rowse recolectan lo mejor de nuestra agricultura orgánica para servírsela a nuestra piel en estado puro, sin sufrir apenas alteraciones durante el proceso. Es el caso del agua de camomila orgánica, destilada al vapor sobre flores de manzanilla que crecen silvestres entre las montañas que limitan con la provincia de Albacete. Sus efectos curativos son casi inmediatos: calman la piel, reducen la irritación y el enrojecimiento mientras actúa como un poderoso antibacteriano en las pieles con acné.

Su bruma de neroli formulada con flores de naranjo que nacen en el curso del río Guadalquivir tonifica la piel dejando un delicado perfume a cítrico. Los usos de todas sus aguas florales son ilimitados, ya sea como tónico hidratante, bruma para rostro y cuerpo, desmaquillante o incluso para acentuar el brillo del cabello si lo usas en el último aclarado.

7. Herbera: Aceite de pepita de uva de Álava

Biosérum fotoprotector y antiarrugas (69 euros) de Herbera.

Este ingrediente con denominación de origen La Rioja es rico en resveratrol, un intenso antioxidante que restaura la función barrera de la piel en la capa superior conocida como epidermis. Mayte García, farmacéutica y fundadora de Herbera confió en las propiedades únicas de este cultivo original de Álava para combatir el envejecimiento de la piel a la hora de elaborar su biosérum facial, enriquecido con vitaminas C y E y ácido ferúlico. Junto a otros aceites orgánicos como el sésamo, el aguacate y la palmarrosa ejerce de profundo iluminador, que no solo protege del envejecimiento producido por el sol, sino que previene la aparición de arrugas, reduce la inflamación y calma la piel sensible.

8. Rassa Botanicals: Aceite de almendras de Extremadura y bosques de cipreses en el norte de Murcia

Aceite para el rostro Moon Oil (49 euros) de Rassa Botanicals.

Los viajes a civilizaciones pasadas y el interés por el arte curativo de la ayurveda llevó a su fundadora Sandra Dualde a crear sus propia pócima de aromaterapia, Rassa Botanicals. El fresco aroma que emana de Vitality Oil, su aceite corporal hidratante con propiedades drenantes que mejoran la circulación y energizan la piel, proviene de sendos bosques de cipreses del norte de Murcia.

Moon Oil, uno de los bestsellers de la firma catalana, debe gran parte de su alquimia a un ingrediente esencial de nuestra agricultura. Este eficaz antioxidante que rejuvenece la piel mientras la nutre y regenera contiene aceite de almendras cultivado en Extremadura, que se extrae con la técnica del prensado en frío para conservar intactas todas sus propiedades. Constituye el elixir perfecto para irse a dormir: solo necesitarás depositar entre cuatro y ocho gotas en la palma de la mano,  extenderlas por todo el rostro y equilibrar así las emociones acumuladas durante todo el día.

9. Atlantia: Aloe vera de Tenerife

Crema antiaging Regenerage (20,90 euros) de Atlantia.

Nuestras madres nos trasmitieron el poder curativo de esta planta suculenta y afincada en climas desérticos. Aplicar un poco de su jugo transparente sobre quemaduras y heridas es algo inherente a nuestra infancia, ya que conseguía calmar rojeces e inflaciones aportando frescor al instante. Su capacidad para regenerar la piel, gracias a la alta concentración de aminoácidos, minerales y oligoelementos, ha hecho que se perfile como un ingrediente esencial de la cosmética desde tiempos remotos. Las Islas Canarias, con su clima soleado de tierra volcánica, se ha convertido en la región que concentra su cultivo para toda Europa.

Desde 2002, Atlantia recolecta el aloe vera de sus plantaciones de Tenerife para incorporarlo como componente principal de su gama de cuidado para la piel. Su crema antiaging lo incluye con gran pureza junto al aceite de aguacate y la mantea de karité, que nos protege de agresiones diarias como el estrés, el sol o la contaminación que aceleran el envejecimiento prematuro de la piel. Su nuevo envase fabricado en material reciclado mejora la dosificación del producto y. evita que se oxiden sus propiedades.

10. Ashes to Life: Aceite de oliva ecológico de Almodóvar del Campo (Ciudad Real)

Jabones de ceniza exfoliante e hidratante (18,50 euros c/u) de Ashes to Life.

Lo que bien podría parecer un fenómeno de Instagram lleva mucho más tiempo instaurado entre nosotros de lo que pensamos. Ya en el siglo XVI, la alta sociedad egipcia hacía uso por sus propiedades curativas de una pasta jabonosa a base de ceniza y arcilla mezclada con aceites naturales durante su ritual de belleza.

Fabricados de forma artesanal por saponificación en frío para mantener las vitaminas y su poder antioxidante viajan en el tiempo hasta la actualidad de la mano de Ashes to Life, con la ceniza de coco como elemento base. Los activos minerales de este componente actúan como un intenso exfoliante sobre nuestra piel, mientras la hidrata con aceites ecológicos como el de oliva cultivado en la localidad ciudadrealeña de Almodóvar del Campo.

11. Münnah: Lavanda, romero y salvia de la provincia de Murcia

Sérum Luz antimanchas (39 euros) de Münnah.

Sin agua ni perfumes añadidos y con ingredientes 100 % naturales. Nuria Tellez decidió dar un giro rotundo a su vida y crear una marca de cosmética natural y ecológica basada en esta premisa, con el objetivo de tomar conciencia de la toxicidad que abunda en el mercado actual. Cada gota de Münnah conlleva un aluvión de activos vivos, que aplica las propiedades medicinales de las plantas y aceite vegetales que esconde nuestra geografía.

De los campos de Murcia extraen la lavanda, el romero, el aloe vera y la salvia con los que formulan sus aceites esenciales, mientras que el aceite de oliva procede de Jaén y el las flores de azahar de Valencia. Gran parte de estos ingredientes se concentran en la fórmula intensiva de sérum Luz, el tratamiento nocturno de la firma para el cuidado de manchas, arrugas y demás irregularidades de la piel. Su concentrado de salvia ayuda a desintoxicar y regenerar el rostro de forma progresiva.

12. Mamita Botanical: Aceite de oliva de la Cooperativa Agrícola Camp de Cogul (Lleida)

Aceite revitalizante para cuerpo y cabello (41 euros) de Mamita Botanical.

Al igual que sucede con nuestro ánimo, el estado de la piel no es siempre el mismo. Las emociones del día, el clima, la alimentación o los hábitos saludables que adoptemos actúan de manera definitiva sobre ella y debemos cuidarla según el momento que atravesemos. Este ritual de belleza ‘estacional’ es el que promulgan las creadoras de Mamita Botanical, Elisenda Monté e Iris París, la firma de cosmética que persigue la regeneración celular de la piel a partir de los principios activos que nos brinda la naturaleza.

En el caso de su aceite revitalizante para cuerpo y cabello, juega un papel determinante el aceite de oliva ecológico con denominación de origen Les Garrigues, en Lleida. Al poder hidratante del oro líquido que añade los nutrientes necesarios para que la piel y el cabello luzcan su mejor cara, se suma la fuerza antioxidante del achiote y el aceite esencial de romero, además del frescor innato que aporta el pomelo y la lavanda. Una bomba de vitaminas que activa la circulación y alivia los síntomas de la psoriasis y los eccemas. Es ideal para el cuidado de nuestra piel durante el embarazo, evita la aparición de estrías y ayuda a conservar el bronceado durante más tiempo.

13. Shui Botanicals: Extracto de avena de la comarca de Vallès Occidental (Barcelona)

Mascarilla The Detox (29,50 euros) de Shui Botanicals.

Cada producto que sale de la factoría Shui Botanicals se mima con esmero hasta el último detalle. Desde el frasco de vidrio oscuro que lo contiene para protegerse de la luz solar y mantener sus propiedades por más tiempo hasta su envoltorio en cartón 100% reciclable. Cuando la bióloga Marta Bayona se mudó a Ibiza, decidió transformar un cuartito de su casa en un laboratorio donde crear sus propias pociones, con ingredientes salidos directamente de la tierra y del mar. La toma de conciencia ecológica y la puesta en valor de lo natural para respetar nuestra piel y lo que nos rodea fue el germen de Shui Botanicals.

En su universo casi todo componente natural tiene cabida, desde las plantas acuáticas posidonia oceanica recolectadas en la costa de Denia a la avena que se cultiva en la comarca del Vallès Occidental (Barcelona). El extracto de esta última es, junto a los aceites de menta y de árbol de té menta, el ingrediente definitorio de su mascarilla The Detox, creada para que la piel se mantenga sana y radiante. Su textura purificadora busca dar un respiro al rostro ante la contaminación diaria, eliminar la suciedad, tonificar y nutrir la piel absorbiendo el exceso de grasa sin resecarla.

14. Hatipai: Aceite de almendras de Extremadura

Un festín de aromas, texturas y activos botánicos circula por los estantes de esta marca de cosmética natural creada por las hermanas Noelia y Cristina Picó. Cuidar nuestra piel como lo haría la naturaleza con fórmulas eficaces que aporten bienestar al cuerpo y lamente es su ideario sensorial ,que recluta ingredientes tan jugosos como la rosa canina, el aceite de aguacate, la stevia o la acmelia, un aceite vegetal de color ámbar y aroma suave.

Junto al aceite de almendras dulces que recolectan en cultivos de Extremadura, idóneo para desinflamar y calmar las irritaciones cutáneas, este ponche floral y de aceites formula uno de sus productos más vendidos, la crema facial antiaging con protección solar SPF10. Su alta concentración de ácidos grasos esenciales consigue retener el agua de la piel evitando la sequedad y potenciando su firmeza y luminosidad. Un potente escudo contras las estrías que ayuda a prevenir las arrugas y regenera el rostro desde su interior.

15. Ami Iyök: Aceite de oliva con denominación de origen Siurana (Tarragona)

Este oro líquido procedente de un pueblo enfrascado en leyendas de princesas y guerreros es la gran baza orgánica de Ami Iyök. La finca que la marca sustenta en Montbrió del Camp (Tarragona) es el lugar concreto de su cultivo, bajo el riego de aguas termales y técnicas de agricultura ecológica que respalda el sello de cosmética NaTrue–Label.

Los beneficios milenarios de este aceite natural se cuelan por gran parte de su catálogo. El limpiador facial Exfonat, que refuerza su fórmula botánica con limón, menta y bambú; o el sérum Glam para contorno de ojos (en la imagen) enriquecido con ácido hialurónico, soja y aceite de mosqueta, que reduce los signos visibles de fatiga y estrés, son algunos de ellos.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

«Llevo 30 años en Chanel y no he encontrado mejor forma de atraer al público que un desfile»

En el año en que la moda sufre una crisis de valores e intenta redefinirse para seguir siendo relevante, Chanel culmina junto al...

Ulises Mérida, conciencia y reciclaje

La entrada Ulises Mérida, conciencia y reciclaje se publicó primero en S Moda EL PAÍS. Source link

15 años de Ego, la pasarela de los jóvenes talentos españoles

Mucho ha cambiado la pasarela Ego desde que un grupo de ocho jóvenes la pisó por primera vez en febrero de 2006. Aquel...

Brillos metálicos, minimalismo y contrastes de color en Angel Schlesser

La entrada Brillos metálicos, minimalismo y contrastes de color en Angel Schlesser se publicó primero en S Moda EL PAÍS. Source link

Recent Comments