miércoles, mayo 12, 2021
Inicio Uncategorized hasta dónde llegan las cremas o cuánto afecta la luz azul

hasta dónde llegan las cremas o cuánto afecta la luz azul


Explica el doctor Pedro Jaén en Una piel para toda la vida (Espasa) que, aunque la genética influye, los elementos externos son los grandes responsables del envejecimiento. “Alrededor del 70% del envejecimiento procede de factores como la radiación solar, la polución, el estrés, la mala alimentación o la falta de sueño”. Cuidarse importa y está al alcance de casi todos.

Una piel para toda la vida

Una piel para toda la vida, Dr. Pedro Jaén (19,95 euros, Espasa). Foto: dr

Jefe del servicio de dermatología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y presidente de la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología), Jaén recopila en casi 300 páginas un vademécum accesible y ameno, una biblia sobre la piel y su cuidado apta para iniciados y expertos y llena de información práctica. “Cuando hablas de estética facial parece que estás pensando en bótox, en arrugas y esas cosas, pero los dermatólogos pasamos el día diagnosticando y tratando enfermedades de la piel que afectan a la salud y a la estética. Parece que el debate es sobre cómo se manejan los rellenos, pero en realidad es sobre las enfermedades que afectan al rostro: los eccemas, el acné, la rosácea, la queratosis seborreica, la caída del pelo…” de todo ello hay mucho en su libro que, como su trabajo, abarca salud y estética.

Hablamos con el experto sobre algunos de los mitos y las dudas más frecuentes.

¿Hasta dónde penetra una crema?

“Normalmente la cosmética tiene una capacidad de penetración hasta la dermis”, explica. Pero no todo se reparte por igual: “Una crema suele estar compuesta por un excipiente graso y un excipiente acuoso en distintas proporciones. En esta mezcla de grasa y agua (o algún líquido semejante) van los principios activos. A esa mezcla la llamamos vehículo y solo llega a las capas más altas de la epidermis, pero es la que se encarga de repartir el principio activo para que este pueda entrar un poquito más profundo, hasta las capas más altas de la dermis”. La calidad del cosmético influye mucho en cómo está trabajado ese vehículo y en hasta dónde llegan los activos que, eso sí, nunca pasarán más allá de la dermis.

 

¿El estrés provoca acné?

El estrés mal controlado puede ser efectivamente un agravante del acné. “Hace que nuestro organismo fabrique hormonas y neuromediadores para responder a las agresiones de la vida. Y esa mezcla influye en el sistema inmune”. Aquí llega el problema: con el acné, como con otras muchas enfermedades, es el sistema inmune el que ataca o daña al activarse desmesuradamente.

 

¿Debo protegerme de la luz azul de las pantallas?

Estudios recientes han demostrado que la luz azul que emiten los dispositivos también daña la piel de manera similar a como lo hace la radiación solar. Pero, que no cunda el pánico, no es necesario usar fotoprotector para meterse en la cama a mirar el móvil: “La luz azul de las pantallas afecta muy poquito. Realmente es despreciable si lo comparamos con lo que nos está afectando la luz solar. Son magnitudes muy distintas”.

 

¿Si uso fotoprotector a diario me arriesgo a sufrir un déficit de vitamina D?

El uso de un fotoprotector a diario, y no solo en verano, es para muchos dermatólogos el mejor cosmético. “El envejecimiento celular de la piel se debe a la radiación ultravioleta y el fotoprotector será el que más nos cuide del envejecimiento acelerado; lo decimos mucho, pero hay que seguir repitiéndolo”. Y eso por no hablar del cáncer de piel. Pero ¿cómo compaginar esta protección con la necesidad de vitamina D? Presente en algunos alimentos y necesaria para absorber calcio y fósforo, el cuerpo la puede sintetizar por sí mismo si se expone al sol unos minutos al día. “El dilema no es tal. La falta de vitamina D no debe usarse como justificación para adoptar conductas imprudentes bajo el sol”. Para absorber la cantidad necesaria de esta vitamina valdría con exponer brazos o piernas durante 15 minutos al día y serviría con simplemente estar cerca de una ventana.

 

¿Si bebo mucho agua, tendré la piel más hidratada?

No. “La piel retiene el agua que es capaz de retener. Si la persona bebe más agua de la que la piel necesita, la eliminará. No va a estar más hidratada la piel de una persona que bebe ocho litros que la de una que bebe dos”.

 

¿Si invierto en un buen champú recuperaré una melena dañada?

La función del champú es limpiar el pelo y dejarlo bonito, pero nunca hay que olvidar que lo que ocurre del cuero cabelludo para fuera no incide en lo que ocurre en el cuero cabelludo para dentro. “El champú afecta al tallo, que es una parte muerta de nuestro cabello” y si esta fibra capilar se ha dañado podremos mejorar su apariencia, pero no recuperar el aspecto que tenía cuando salió. “El tallo está presente durante años y es importante cuidar lo que hagamos sobre él: si no se aplican bien instrumentos como el secador o la plancha, el tallo sufre y no se regenera”.

Pero el champú sí puede incidir en que el cabello se vea más o menos bonito al recubrirlo con sustancias, generalmente proteínas: “Cuando el tallo se estropea pierde su estructura y se rompen determinadas fibras y eso hace que refleje menos la luz y tenga menos brillo”. ¿Un ejemplo? “La misma luz va a reflejarse más sobre una pared lisa que sobre una con gotelé. Y esto pasa en la piel o el pelo, microscópicamente la luz incide y, si la refleja en una misma dirección, hará que el pelo se vea más brillante. Por eso al recubrirlo con estos componentes que vienen en el champú, se puede cambiar su aspecto”.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Cuando un peinado se convierte en noticia: ¿importa tanto que Pablo Iglesias se corte el pelo? | Belleza

A la hora del almuerzo, cuando los teletrabajadores se alejaban momentáneamente del ordenador para hacerse algo de comer y otros sacaban el túper...

Los extintos blogs de moda se están convirtiendo en ‘newsletters’

Lo apuntaba hace unas semanas Véronique Hyland, redactora jefe de Elle, en su columna Style Points: “Los blogs de moda murieron, pero las...

“Me hacía llorar en el plató”: Amy Adams, Gal Gadot y otras actrices que dijeron basta a sus directores

La entrada “Me hacía llorar en el plató”: Amy Adams, Gal Gadot y otras actrices que dijeron basta a sus directores se publicó...

Tendencia de supervivencia: transformar los pantalones cargo en una prenda elegante es posible

La entrada Tendencia de supervivencia: transformar los pantalones cargo en una prenda elegante es posible se publicó primero en S Moda EL PAÍS. Source...

Recent Comments