martes, junio 22, 2021
Inicio Uncategorized así es la Torre del Gobernador de Alella

así es la Torre del Gobernador de Alella


La Torre del Gobernador parece un paraíso perdido, una extravagancia de otra época con torres picudas, esfinges en el jardín y salones de baile con enormes columnas. Este conjunto de edificios y espacios verdes ubicado en Alella, municipio de la comarca del Maresme situado a apenas media hora de Barcelona, ha permanecido deshabitado los últimos 20 años, pero pronto podría resurgir gracias a una rehabilitación que busca convertirlo en un gran resort holístico, cuyo anteproyecto ha preparado el conocido estudio barcelonés Capella Garcia Arquitectura.

Entre sus paredes llenas de historia se pueden celebrar eventos o exposiciones, y allí se han rodado películas como La mala educación (2004), de Pedro Almodóvar, y videoclips como el de la versión que Raphael hizo en 2001 de Maldito duende, de Héroes del silencio. En él se ven las misteriosas esculturas repartidas por todo el complejo, se suceden interiores con grandes columnas y chimeneas y se aprecia el eclecticismo arquitectónico que domina en el lugar, que podría recordar al del californiano castillo Hearst que inspiró el Rosebud de Ciudadano Kane.

Torre del Gobernador

Así será en el futuro la Torre del Gobernador, según el anteproyecto preparado por el estudio Capella Garcia Arquitectura. Foto: D. R.

Los orígenes de este complejo de más de cuatro hectáreas se remontan al siglo XIV, pero su nombre, Torre del Gobernador, surgió en el siglo XVI, cuando el gobernador de Cataluña entre 1546 y 1552, Pere de Cardona i Requesens, adquirió la propiedad, que pasó por varias manos hasta que el político y financiero Antoni Borrell Folch se hizo con ella en una subasta pública en 1887. Cada periodo histórico ha ido dejando su huella en la arquitectura del recinto, donde se aprecia una mezcla de estilos neogótico, neoárabe y neoclásico.

Algunas de las mayores intervenciones corrieron a cargo de Borrell Folch, que era cónsul general de Alemania en Barcelona. Él fue quien encargó al afamado arquitecto modernista General Guitart i Lostaló –responsable del Casino dels Nois de Sant Feliu de Guíxols– la creación de varios elementos que destacan en el conjunto, como una emblemática torre neogótica inspirada en los baños turcos. En aquella época también se hizo la obra de parte de los muros de la entrada, atribuida a un discípulo de Gaudí.

Torre del Gobernador

El eclecticismo es una constante en el complejo. Foto: D. R.

El recinto está repleto de espacios singulares: la Sala de Cristal, que se utilizaba como jardín de invierno; la Sala de Música, presidida por una gran chimenea; la Sala de Té, que toma su forma circular del Panteón de Agripa en Roma, o una impresionante biblioteca cuya decoración rendía homenaje a científicos y escritores como Galileo o Cervantes. Artesanos y artistas trabajaron para la creación de esculturas, molduras y frisos. De hecho, el hermano de Borrell, Mariano Borrell Folch, decoró con sus pinturas varias de las estancias y fue el responsable de las esculturas alegóricas de la fachada y las esfinges del jardín.

Porque el exterior es tan opulento como el interior: hay un bosque, una cascada, un grotto y un destacado jardín romántico. «Este jardín tiene una superficie de 17.089 metros cuadrados y toda una serie de elementos singulares tales como los diversos muros de piedras y rocas de contención de tierras, la Balsa de los Plataneros, el Lago del Paseo, la Balsa de la fuente del Granado, el Templete Romántico, el Puente de las dos torres, el Puente con arco catenario flanqueado por dos torres que salvaguarda el Torrente de Can Bernades, la Atalaya de acceso al Paseo de los Plataneros o de las Estatuas, el Lago de la Cazuela…», enumeran en la web del estudio Guillem Carrera, autores de un proyecto de recuperación del jardín romántico.

Torre del Gobernador

El edificio ha sido utilizado para rodajes cinematográficos. Foto: D. R.

Torre del Gobernador

El anteproyecto de Capella Garcia Arquitectura reimagina así el gran comedor del complejo. Foto: D. R.

Cuando Borrell Folch falleció en 1910 legó su propiedad a los padres Escolapios. No había tenido hijos y quería que su Rosebud del Maresme acogiera a niños sin recursos y garantizara su educación. De esa forma la Torre del Gobernador se transformó en los Escolapios de Alella. En el año 2000 el complejo cayó en desuso y desde entonces espera recuperar su antiguo esplendor. Y esa es precisamente la intención de su actual propietario –un empresario ruso afincado en Alella que adquirió el jardín en 2015 y completó la compra del complejo en 2016–, que busca inversores para que formen parte del desarrollo del resort holístico centrado en el bienestar que espera crear en el recinto.

Torre del Gobernador

El complejo está lleno de elementos arquitectónicos destacados, como los capiteles de sus columnas o el ‘grotto’ (dcha.) del jardín. Foto: D. R

Sigue leyendo


Casa Decor explora cómo han cambiado las casas en el último año


Casa Decor explora cómo han cambiado las casas en el último año



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Ben Affleck y Jennifer Lopez: cronología de un romance más grande que el propio Hollywood | Celebrities, Vips

Al mismo tiempo que los rigores de la pandemia tienden a menguar y un regreso a la añorada normalidad comienza a atisbarse en...

«No es solo moda para unos pocos, es ropa para muchos»: Glenn Martens debuta como director creativo de Diesel | Moda

Glenn Martens recuerda cómo en su adolescencia Diesel fue la primera marca que se compró de manera consciente. «Por sus campañas publicitarias y...

¿cuál es el que mejor se adapta a ti?

Cada piel es un mundo y tiene unas características específicas. Eso lo descubrimos a medida que crecemos. Aprendemos a identificar nuestro tipo de...

el auge de los NFT abre una jugosa vía de mercado para el lujo

Atención, pregunta: ¿pagaría por una prenda, un accesorio, unos zapatos, que nunca va a poder ponerse en la vida real? No, no conteste...

Recent Comments