martes, junio 22, 2021
Inicio Uncategorized 8 claves para acondicionar tu casa y tener menos alergia

8 claves para acondicionar tu casa y tener menos alergia


Ningún mes de mayo deja lugar a dudas: con la primavera, llegan las alergias. Lo demuestra una rápida consulta en Google Trends que arroja luz sobre el interés aumentado que suscita el término en este mismo período en el que nos encontramos un año tras otro. Este, si cabe, las búsquedas han crecido y han ampliado el espectro de conceptos relacionados: y es que, hoy, la combinación de estas con el Coronavirus genera aún más dudas sobre cómo tratarlas y paliar sus efectos.

La buena noticia es que llevar mascarilla tiene algunas ventajas y, en el caso de las personas alérgicas, son obvias (aunque no los únicos beneficios que puede aportar). Sin embargo, si bien en la calle y gracias a ella se consiguen disminuir los síntomas, el golpe llega en los interiores, ahora que abrimos las ventanas no solo para regular temperaturas sino también para facilitar la tan necesaria ventilación, y sufrimos sus efectos también en casa.

La mejor manera de prevenir las alergias es evitar el contacto con el alérgeno, pero el polvo doméstico está siempre presente, aún en las casas más limpias”, advierten desde la Clínica Universidad de Navarra. Así que, según los expertos, hay que ponerse manos a la obra: además de antihistamínicos y tratamientos descongestionantes, existe la posibilidad de reducir estornudos, lloros y ojos rojos en casa aplicando unos sencillos trucos y procesos que liberarán tu casa (y, sobre todo, a ti y a tu familia) de las molestas alergias.

1. Cama de fibra sintética

Mientras dormimos estamos desprevenidos y no alerta, así que es importante prestar atención a los tejidos sobre los que, directamente, vamos a respirar. “Se aconseja mantas, almohadas y colchón de fibra sintética. Hay que evitar que éstos sean de plumas o lana. Es preferible que sean acrílicos y se limpien cada dos o tres meses. Además, lo ideal es utilizar fundas de colchón y almohadas que sean anti-ácaros”, explica la Doctora Marchán, especialista en Alergia en el Hospital Universitario de Getafe, a S Moda.

Respecto a la ropa de cama, que también debe ser sintética, “hay que lavarla, al menos, una vez a la semana y a una temperatura mínima de 54ºC. También el pijama, y es aconsejable cambiarlo cada dos o tres días”, advierten desde la Clínica Mayo.

2. Sí al aspirador

“Ventilar cada día es esencial. Pero también hay que limpiar a diario: mejor con trapos húmedos y aspirador, las escobas y plumeros solo cambian el polvo de sitio”, aconseja Marchán.

A este ritual hay que ponerle especial interés: aunque tres de cada cinco personas limpian más desde el inicio de la pandemia, según datos recogidos por Dyson en uno de sus últimos estudios mundiales, hay lugares de la casa que pasan por alto. “Muy pocas personas piensan en el polvo que se acumula en sus casas y normalmente limpian solo lo que se ve. Es cierto que aspirar durante todo el año es importante para mantener un hogar limpio, pero la limpieza de primavera es idónea para eliminar el polvo visible e invisible de esos rincones de nuestras casas que normalmente olvidamos limpiar en nuestra rutina de limpieza diaria o semanal”, explica Dennis Mathews, investigador científico de microbiología de la marca.

Tal y como aconseja Dyson: hay que aspirar colchones, interior y superficie de armarios (también los altos), espacio detrás de los radiadores, cortinas y persianas, techos y paredes, sillas y sofás, lámparas de techo, camas de mascotas y rodapiés. Su aspirador Dyson V11 Absolute Extra Pro lo hace con facilidad en todos estos rincones.

3. Método Marie Kondo

Huelga decir que, cuanto más ordenado y libre de objetos innecesarios esté todo, mejor. Nos lo explica la Doctora Marchán: “Las habitaciones deben contener pocos objetos capaces de acumular polvo -que son prácticamente todos-, así que es mejor evitar moquetas y alfombras, libros que no se usen a diario, cortinas u otras telas y adornos decorativos”.

Así que adiós a libros o revistas acumulados, peluches y multitud de cojines. Si quieres mantener las cortinas, “que sean lavables y fabricadas en algodón liso o telas sintéticas”, advierten desde la Clínica Mayo. ¿Las sillas? Mejor de cuero, madera o metal que sean fáciles de limpiar.

4. Vacaciones para las mascotas

Aunque no se tenga alergia a los animales como tal, todos los que tienen pelo favorecen estos síntomas alérgicos. Por eso, si no encuentras un nuevo hogar durante estos meses para tu mascota, evita que entre en el dormitorio: “su presencia favorece el crecimiento de ácaros”, confirma Marchán. “Si las tienes en casa, báñalas al menos una vez a la semana para reducir la cantidad de alérgicos que eliminan”, añaden desde la Clínica Mayo.

5. Ventanas cerradas

Parece lógico, pero a veces no lo resulta tanto: “Hay que mantener las ventanas cerradas y utilizar el aire acondicionado durante la temporada de polen”, aconsejan en la Clínica Mayo. Como nos explica la Doctora Marchán, “la concentración de polen es menor en interiores y cerca del mar, pero mayor y peor en días de viento, secos y soleados, sobre todo a primera y última hora del día”.

Sin embargo, en los aparatos de aire acondicionado se suelen acumular ácaros, así que para mantener la temperatura necesaria dentro de casa, no tengas las ventanas abiertas y utiliza sistemas de refrigeración alternativos (el más sencillo: mantener las persianas bajadas en las horas de máxima exposición solar). Si enciendes el aire acondicionado, que el aparato esté limpio e incluya filtros de partículas pequeñas y que dirijan el aire limpio hacia el lugar que interese, aconsejan desde la Clínica Mayo.

6. Cuidado con los humidificadores

Se han puesto muy de moda y pueden ayudar a combatir enfermedades respiratorias, pero en el caso de las alergias: “Los humidificadores no son recomendables” -explica Marchán-, “debemos mantener temperaturas que no superen los 22 grados y humedad general por debajo del 50%”.

Al contrario, para esto aconsejan tener un deshumidificador en las estancias más húmedas como sótanos: «Cierra puertas y ventanas cuando el clima es muy cálido, y usa deshumidificadores para evitar la creación de moho», explican desde la Clínica Mayo.

7. Baños limpios y secos

Lo habitual es que los baños no tengan ventanas, por eso desde la Clínica Universidad de Navarra recomiendan instalar un extractor de aire en ellos para reducir la humedad cuando te bañas o duchas. Además, un par de consejos por parte de la Clínica Mayo: “retira alfombras y cortinas, seca las mamparas después de usarlas y limpia a fondo las áreas susceptibles de acumular moho como grifos e inodoros”.

8. Sin chimenea

Si eres de los afortunados que tiene chimenea en casa, los expertos desaconsejan encenderla durante esta temporada: «el humo y los gases empeoran las alergias respiratorias», explican en la Clínica Mayo. Sin embargo, si la tuya es de gas natural, podrás hacerlo sin problema.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Cinco cosas del mundo de la cerveza que solo pasan en este lugar

Con mucho acento y con mucha historia. Así es la nueva Factoría Cruzcampo, recién inaugurada en Sevilla. Nos adentramos en este espacio de...

el spray que fija el maquillaje y que arrasa en ventas

Vayamos por partes: ‘Airbrush’ significa aerógrafo o pulverizador y ‘flawless’ quiere decir, literalmente, perfecto. Cuando un producto de maquillaje se llama así ya...

Ben Affleck y Jennifer Lopez: cronología de un romance más grande que el propio Hollywood | Celebrities, Vips

Al mismo tiempo que los rigores de la pandemia tienden a menguar y un regreso a la añorada normalidad comienza a atisbarse en...

«No es solo moda para unos pocos, es ropa para muchos»: Glenn Martens debuta como director creativo de Diesel | Moda

Glenn Martens recuerda cómo en su adolescencia Diesel fue la primera marca que se compró de manera consciente. «Por sus campañas publicitarias y...

Recent Comments