martes, junio 22, 2021
Inicio Uncategorized Kate Winslet y la polémica de su barriga o la enésima prueba...

Kate Winslet y la polémica de su barriga o la enésima prueba de una autoestima irrompible | Celebrities, Moda


Cuando Kate Winslet recibió el póster promocional de Mare of Easttown, lo mandó dos veces de vuelta porque le pareció que estaba demasiado retocado. “Vamos, chicos, sé cuántas patas de gallo tengo”. De la misma manera, tras ver junto con Craig Zobel, el director de la serie, la escena de sexo que mantiene con Guy Pearce, le amenazo con un “No te atrevas” como respuesta a la intención de él de retocar digitalmente su barriga, una barriga que este año también luce esplendorosa en las secuencias de sexo junto a Saoirse Ronan en Ammonite, su estreno previo a la serie de HBO.

La comparación entre los actores y los personajes que interpretan es una tentación facilona, pero Mare, además de tener el físico de Kate, tiene su dignidad. Ella se la ha prestado. Uno de los objetivos de la actriz en la serie, en cuya producción ejecutiva debuta, era precisamente dotar de dignidad a un entorno y unos personajes, en sus propias palabras, “muy parecidos a aquellos en los que me crié yo”. 

Cuando empezó su carrera, como su padre y sus abuelos maternos eran actores, muchos creían que venía de una familia acomodada –en Reino Unido esto es más que común en el gremio–. “Por eso y porque hablaba bien. Pero yo nací en una familia de clase obrera en Regents Park”.  Una en la que su padre siempre tuvo que simultanear sus trabajos como actor con otros empleos que permitieran a la familia llegar a fin de mes –cartero, chófer, jardinero–. Kate heredó de él no solo su vocación, sino su carácter práctico: “Yo sabía las vicisitudes a las que me iba a enfrentar, que eran las mismas por las que había pasado él, así que me recuerdo a mí misma pensando con catorce años: ‘tengo que buscar un trabajo decente, de media jornada, para mantenerme y luego poder dedicarme a lo que me gusta’”. “He crecido rodeada de gente que no creía que el mundo le debiera nada”.

Winslet recuerda bien cuánto cobró –60 libras– por su debut interpretativo, en un anuncio en el que participó a los 12 años y lo recuerda porque le pareció una cantidad desmesurada. Después llegaron varios trabajos televisivos. Su primer papel, a los 15 años, se lo debe a Russell T. Davies, que también se estrenaba como creador, en una serie de ciencia ficción llamada Dark season. Al cine llegó de la mano de Peter Jackson en Criaturas celestiales. Después de entonces fue la única vez que tuvo un trabajo normal, en una charcutería en Londres. Luego nunca más lo necesitó.

Durante el rodaje de ‘Collateral’ en 2016.

Tras el boom de Titanic, la actriz perdió el anonimato, la obligación de hacer castings –nunca más tuvo que presentarse a uno– y la seguridad en sí misma. El acoso que recibió por parte de la prensa fue, en sus propias palabras, “Diabólico, vergonzoso, dañino”. “Recuerdo sentirme tremendamente acosada por la prensa, hostigada de una manera horrenda. Me llamaban weighty katie, especulaban con qué dietas hacía, cuánto pesaba… Ahora ha cambiado drásticamente, pero cuando pienso en cuando tenía 18, 19, 20, 21 años… tu cuerpo cambia tanto entonces, ni siquiera te has asentado en la mujer que vas a ser. Es una época emocional y vulnerable”. Empeñarse hoy en enseñar su cuerpo es mucho más que un capricho de actriz. Y reírse de la obsesión de las actrices con su físico la prueba de su carácter. En Contagio, la película por la que, por motivos obvios, más le han preguntado en este último año, su personaje moría y su cuerpo terminaba en una fosa común envuelto en un plástico semitransparente bien precintado alrededor de ella. “Cada vez que terminábamos una toma de esa secuencia, guiñaba el ojo y bromeaba con mis compañeros: ‘¿Se me ve el culo gordo envuelta en este plástico? ¿Parezco delgada?’”. Siete años antes se había interpretado a sí misma en Extras, donde aprovechó para burlarse de la obsesión de los actores por ganar un Oscar. Ella hacía de sí misma interpretando a una monja en la II Guerra Mundial porque creía que las películas del Holocausto dan Oscars… tres años antes de ganar su primera y única estatuilla por El lector, donde interpretaba a una oficial de las SS analfabeta.

Al contrario que Mare, Winslet es capaz de reírse y de llorar. Y de no tener ningún problema para reconocerlo. Llora en una entrevista recordando el final de su personaje en la serie como lloró cuando terminó de rodar Olvídate de mí y era incapaz de poner en práctica el imperativo del título de la película con Clementine, su personaje favorito de los suyos. Mis hijos me decían: “Mamá, ¿eres tonta? No es real”, ha contado riéndose. Porque también se ríe de sus propios dramas.

Kate Winslet podría haberse vuelto cínica, descreída, o haber optado por el camino de tantos triunfadores: creer que no le deben nada a nadie y que por tanto no han de tener ningún compromiso con los demás. Pero ella ha contado que aprendió de los mejores, no solo interpretativamente –siempre menciona a Alan Rickman y a Emma Thompson como sus grandes mentores–. De ellos aprendió no solo las herramientas del oficio, sino su manera de tratar al equipo y a sus compañeros. Por eso, y tal vez recordando el rodaje de Criaturas celestiales, como productora ejecutiva de Mare of Easttown decidió quedarse en el set reducido en el que la actriz que interpretaba a su hija se enrollaba con su novia. “Solo había dos cámaras, dos hombres. Dos caballeros, sí, pero ellas son jóvenes y estaban inseguras”. Kate Winslet no es solo sus circunstancias ni lo que ha hecho con ellas, sino cómo ha asumido que su poder sirve para hacerle la vida más fácil a otros como los que vinieron antes hicieron con ella. “

“Me gustan sus heridas y sus cicatrices, su culpa y sus defectos y el hecho de que no tiene interruptor, no tiene botón de apagado”, ha dicho de Mare, sorprendida después del éxito de la serie. “Ella solo sabe que tiene que seguir”. Cómo no va a querer Winslet mostrar sus patas de gallo.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Cinco cosas del mundo de la cerveza que solo pasan en este lugar

Con mucho acento y con mucha historia. Así es la nueva Factoría Cruzcampo, recién inaugurada en Sevilla. Nos adentramos en este espacio de...

el spray que fija el maquillaje y que arrasa en ventas

Vayamos por partes: ‘Airbrush’ significa aerógrafo o pulverizador y ‘flawless’ quiere decir, literalmente, perfecto. Cuando un producto de maquillaje se llama así ya...

Ben Affleck y Jennifer Lopez: cronología de un romance más grande que el propio Hollywood | Celebrities, Vips

Al mismo tiempo que los rigores de la pandemia tienden a menguar y un regreso a la añorada normalidad comienza a atisbarse en...

«No es solo moda para unos pocos, es ropa para muchos»: Glenn Martens debuta como director creativo de Diesel | Moda

Glenn Martens recuerda cómo en su adolescencia Diesel fue la primera marca que se compró de manera consciente. «Por sus campañas publicitarias y...

Recent Comments