martes, junio 22, 2021
Inicio Uncategorized Fórmula Capriles: come, entrena y viste en el barrio más saludable de...

Fórmula Capriles: come, entrena y viste en el barrio más saludable de Madrid | Placeres


Construir un templo del bienestar fue el objetivo que se marcaron las hermanas Magally y Mischka Capriles cuando su padre, el empresario inmobiliario  venezolano Miguel Ángel Capriles, les pidió que lo acompañaran a dar una vuelta por el madrileño barrio de Las Salesas. Allí acababa de adquirir el emblemático edificio Lamarca, antigua fábrica de los carruajes de la aristocracia en el siglo XIX, y ellas no tardaron en imaginarlo como lo que es desde 2018: un lugar de peregrinación para los amantes del estilo de vida saludable. Allí lo mismo se puede comer un bol de tofu ecológico, que entrenar siguiendo el método de Tracy Anderson –gurú detrás de los trabajados cuerpos de Jennifer Lopez o Gwyneth Paltrow– o comprarse unas mallas de Born Living Yoga, firma española de ropa deportiva consciente.

«Mi padre decía que era el mejor barrio de Madrid y nosotras también nos enamoramos enseguida… y comenzamos a soñar», cuenta Magally Capriles, de 29 años, alma genuina del proyecto. Fue entonces cuando decidió abandonar su Caracas natal, donde acababa de abrir un gimnasio, para «trasladar a un país más seguro» el germen de lo que le hubiera gustado crear en Venezuela. «Decidí mudarme porque España siempre ha sido nuestra segunda casa. Tenemos familia aquí y es un gusto vivir en una ciudad en la que puedes salir a correr tranquila por la calle. Además, nos hemos sentido muy bien acogidas y, aunque echamos de menos nuestro país, aquí existe una gran comunidad de venezolanos», explica la empresaria formada en Derecho. No en vano, el 90% de su plantilla son paisanos y expresiones como chévere se escuchan cada poco en sus instalaciones. Siguiendo sus pasos, Mischka –periodista de 24 años– abandonó Nueva York para llevar la comunicación del proyecto y, desde Miami, Mayra, la hermana mediana, está conectada con la empresa familiar en la lejanía.

El edificio Lamarca, antigua fábrica de carruajes que hoy acoge el gimnasio, el restaurante y la tienda de las hermanas Capriles. Foto: Antártica

Entre las tres, y sin olvidar los consejos de su madre, de la que aprendieron que es posible «ser elegantes sin renunciar a la comodidad», eligen las marcas que comercializan en Lab, la tienda de ropa y accesorios deportivos que alberga el edificio a pie de calle. «Al principio, empezamos vendiendo también prendas de lujo porque nos dimos cuenta de que la gente aquí no iba en mallas a diario, pero ahora hay un bum por el athleisure y estamos apostando por marcas deportivas que son sostenibles o están en proceso de serlo, porque la sostenibilidad al 100% no existe», detallan, sabedoras de que el crecimiento de este mercado se antoja imparable –»más incluso después de la pandemia»–. La tienda es una extensión de su propia filosofía de vida: cuenta con una estantería rosa de lo más instagrameable cargada de libros sobre salud y bienestar y conecta, a la izquierda, con Roots, un restaurante basado en platos orgánicos que, según dicen, «se ha convertido en un local de barrio en el que repiten los mismos clientes día tras día» y que ya se ha expandido a otros puntos de la capital. En el flanco derecho, se alza el exclusivo gimnasio en el que entrenan Nieves Álvarez o la también modelo Marta Ortiz.

Un templo del bienestar en el que venden todo lo necesario para llevar un estilo de vida saludable. Foto: Antártica

Poco después del desembarco de su proyecto, en la misma calle Fernando VI, abrió sus puertas Síclo, una variante del spinning en la que se baila mientras se pedalea; y a pocos metros es posible comer un plato combinado versión healthy en Honest Greens. Lejos de ver los negocios aledaños como posibles rivales, las Capriles consideran una ventaja competitiva que el barrio se haya erigido en el epicentro del bienestar madrileño. «Algunos de nuestros empleados entrenan en Síclo e incluso hemos creado clases conjuntas. Creemos en unir fuerzas para impulsar entre todos el estilo de vida saludable. Cuantos más seamos, más vamos a meterle a la gente en la cabeza el mensaje de cuidarse… y hay mercado para todos». Ellas planean asegurarse el suyo fidelizando a sus clientes más allá de la venta pura y dura: «Desde que empezó la pandemia estamos trabajando en crear contenido y pronto lanzaremos una página web. No sirve de nada vender un suplemento alimenticio si la gente no sabe cómo tomárselo», comenta Mischka. Su hermana coincide: «Lo que nos interesa es crear un universo». No cabe duda de que Lamarca es su primera galaxia.

El interior de la tienda del espacio LaMarca. Foto: Antártica

Algunos de los productos disponibles en el espacio Lamarca. Foto: Antártica



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Cinco cosas del mundo de la cerveza que solo pasan en este lugar

Con mucho acento y con mucha historia. Así es la nueva Factoría Cruzcampo, recién inaugurada en Sevilla. Nos adentramos en este espacio de...

el spray que fija el maquillaje y que arrasa en ventas

Vayamos por partes: ‘Airbrush’ significa aerógrafo o pulverizador y ‘flawless’ quiere decir, literalmente, perfecto. Cuando un producto de maquillaje se llama así ya...

Ben Affleck y Jennifer Lopez: cronología de un romance más grande que el propio Hollywood | Celebrities, Vips

Al mismo tiempo que los rigores de la pandemia tienden a menguar y un regreso a la añorada normalidad comienza a atisbarse en...

«No es solo moda para unos pocos, es ropa para muchos»: Glenn Martens debuta como director creativo de Diesel | Moda

Glenn Martens recuerda cómo en su adolescencia Diesel fue la primera marca que se compró de manera consciente. «Por sus campañas publicitarias y...

Recent Comments